Modelo Curricular y Teorías de Mayor Impacto en la Educación

por 12, Jul, 2021Blog, Comunidad

Desde siempre, la teoría educativa se ha valido de marcos que dan sustentos a las diferentes propuestas que se traducen en el sistema educativo de una época. Tanto el modelo curricular como las teorías específicas son cuestiones macro que modelan un estilo de educación, que va mucho más allá de una institución educativa en particular.

Vale decir, entonces, que un modelo curricular y las teorías educativas que lo sustentan responden a un modo de entender la educación, un modo que está anclado a una época en particular, en relación con una estructura sociocultural y unas políticas educativas públicas que lo determinan y consensúan.

Un modelo curricular no es una elección aislada, por el contrario es una respuesta situada a unas políticas educativas públicas determinadas en un contexto y época.

Entonces, en este post nos proponemos repasar algunas características de los modelos curriculares y abordar propuestas particulares que pueden proveer de ideas y elementos novedosos para las prácticas diarias de enseñanza y aprendizaje.

¿Qué es un Modelo Curricular en Educación?

 

En educación, se entiende el modelo curricular como una suerte de filtro, en tanto los modelos son siempre la representación de una realidad. Es decir, un modelo curricular, en sentido amplio, es el modo en el que una época y una sociedad dada entienden a la educación.

En tanto da cuenta de una época, sus anhelos, requerimientos y desafíos a futuro; un modelo curricular se asienta sobre determinadas teorías que le dan sustento y justifican las decisiones que se toman. A fin de cuentas, todo currículo es siempre un recorte y como tal es parcial y arbitrario.

Factores que Influyen en el Diseño Curricular

 

Si el modelo curricular opera como catalizador de cuestiones macro, la bajada real al sistema educativo opera a través de un diseño curricular concreto. Es decir, un diseño curricular es un itinerario (así los define la pedagoga Flavia Terigi), un modo de bordear un territorio, darle forma, hacer frontera.

Ahora bien, ¿qué cosas definen e influyen en un diseño? Sin dudas que hay algo del orden de la praxis en él, algo del saber hacer, algo de la época. Como en el psicoanálisis, difícil es pensar la currícula escolar alejada del discurso de la época. ¿Cómo se traduce esto?

factores que influyen en el modelo curricular Imagen Element5 Digital on Unsplash Bajo licencia CCO 1.0[/caption]

Pensemos en la economía del conocimiento: no hay posibilidades de un diseño curricular actual, vigente, en sintonía con las políticas públicas y que dé respuesta a las demandas sociales, que escape a la economía del conocimiento y a la ley de la economía del conocimiento recientemente aprobada en Argentina.

Modelos y Teorías Curriculares con Mayor Impacto en Educación

 

Como dijimos, entonces, un modelo curricular y las teorías curriculares que le dan sustancia funcionan en el caso por caso, son singulares y particulares a una época. Esto quiere decir que no hay un solo modelo curricular.

Por el contrario, es vastísima la literatura al respecto. A continuación nos proponemos un somero recorrido por aquellos modelos que, ya sea por mucho o poco conocido, tienen algo que decir para enriquecer la práctica diaria

Modelo Curricular Ralph Tyler

 

Ralph Tyler (USA. 1902 – 1994) fue un pedagogo estadounidense cuya obra base (Principios básicos del currículum) se publicó después de la Segunda Guerra Mundial y dio lugar al modelo curricular que lleva su nombre.

Para Tyler un currículo debe sostenerse sobre cuatro preguntas que funcionan a modo de pivote o ejes de acción:

  • ¿Qué fines se persigue con la educación escolar?
  • ¿Cuáles experiencias educativas acercan a esos objetivos?
  • ¿Cómo se podrían alcanzar con eficacia tales fines?
  • ¿Cómo valorar (es decir, evaluar) el cumplimiento (o alcance de los objetivos propuestos?

La especialidad de Tyler fue la evaluación, de hecho la mayor parte de su obra se ocupa de cómo evaluar. Está claro que en su modelo curricular la evaluación, como mecanismo de retroalimentación, es un elemento clave a considerar.

Hilda Taba

 

Hilda Taba nació en 1902, una pequeña aldea de montaña en Estonia. Tanto el grado de magíster como el posterior doctorado en Filosofía (Universidad de Columbia) los adquiere en la década de 1920, en Estados Unidos.

Si bien para muchos su propuesta curricular es una continuidad de la propuesta de Tyler, lo cierto es que agrega la noción de diagnóstico social, como necesidad primera a la hora de perfilar un currículum.

Sus biógrafos y estudiosos destacan dos hechos: a pesar del inminente éxito y desarrollo de sus teorías en USA, su propuesta curricular pasó desapercibida durante décadas en su país de origen.

Por otro lado supo, hacer un sincretismo de las teorías pedagógicas alemanas y norteamericanas, considerando que su formación de grado la hizo en la universidad Tartu de Estonia.

José Antonio Arnaz

 

Es un pedagogo mexicano, reconocido a partir de la publicación, en 1990, de su libro Planeación curricular. Colaboró en la implementación en México de los programas de tecnología educativa.

La clave y novedad de su propuesta está en la formación de los docentes, porque entiende que así como el currículum avanza, está en cambio, es necesario que los docentes acompañen esos cambios y reciban la formación adecuada.

Con el mismo sentido, entiende que muchas veces se requiere la adaptación de las instalaciones escolares para poder operativizar los cambios que se proponen a nivel curricular, pero para los que hacen falta espacios e instalaciones especialmente acondicionados.

Modelo Curricular Raquel Glazman y María de Ibarrola

 

El diferenciador del modelo propuesto por Glazman y de Ibarrolla es que está orientado a los estudios universitarios, y en ese sentido sostienen que el currículum debe dar cuenta de una profesión.

Es decir, el currículum debe transmitir todos aquellos rasgos que de una profesión resultan cultural y socialmente significativos y eficaces profesionalmente. Hay en este modelo un cruce entre el saber hacer profesional y la ética que requiere el ejercicio de ese saber hacer.

Margarita Pansza

 

El modelo de Margarita Pansza es novedoso desde su estructura misma porque se propone de manera modular. Se trata de un diseño curricular integrativo que, al estilo de las teorías lingüísticas más avanzadas y con base en el modelo modular de la mente (Fodor, 1986), los conocimientos nuevos se apoyan en los anteriores para construir otros de mayor complejidad.

Modelos curriculares y teorías educativas se cruzan y dan cuenta de las preocupaciones de la época y el tipo de escuela que se piensa desde la política educativa.

Lo modular está en la base de las ciencias computacionales: supone, ante todo, la capacidad de nutrirse de datos, procesarlos y traducirlos luego en información novedosa respecto de los casos anteriores para dar respuestas eficaces a situaciones de aprendizaje inéditas.

Ángel Díaz Barriga

 

Doctor en Pedagogía por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, obtuvo el grado en 1993. No obstante, sus aportes datan de la década de 1970 cuando con una mirada crítica logró superar los tecnicismos en los que había caído la educación mexicana.

Propone un modelo curricular con base en los aspectos modulares de la mente y en clara oposición al carácter tecnicista y operativo de las pedagogías norteamericanas. Es una referencia indiscutida en el campo de la pedagogía actual.

El modelo curricular de Díaz Barriga retoma modelos anteriores Imagen Kuanish Reymbaev on Unsplash Bajo licencia CCO 1.0[/caption]

Díaz Barriga propone un modelo curricular integrador, en alguna medida, de modelos anteriores (por ejemplo, resignifica el concepto de diagnóstico inicial que propone Taba) y lo hace desde una mirada crítica y ajustada a la época.

Modelo Curricular Basado por Competencias

 

Finalmente, el modelo curricular basado en competencias: sin dudas el más conocido porque es el que siguen los lineamientos curriculares de las provincias y también de la Nación.

Además, este modelo ha sido considerado por universidades e industrias las que entienden que, más allá de ciertos conocimientos, es necesario el desarrollo de unas capacidades que, finalmente, se traducen en ciertas habilidades.

El modelo curricular basado en competencias apunta al desarrollo de habilidades de aprendizaje más allá de los contenidos impartidos, así se habla de lecto-comprensión, resolución de problemas, pensamiento científico, construcción de ciudadanía.

El modelo curricular basado en competencias apunta al desarrollo de las llamadas habilidades blandas, por lo que requiere de cierta autonomía en los estudiantes y las instituciones.

En este modelo las competencias se entienden como las habilidades de un estudiante para resolver determinada situación, apela a lo observable y excede lo escolar porque se espera que el desarrollo de esas competencias nutra y enriquezca la vida diaria.

¿Cuál es el Mejor Modelo Curricular?

 

¿Es posible hablar de un modelo curricular mejor que otro? Como dijimos al inicio, un modelo curricular da cuenta de la época en la que surge por lo cual lo que sí podemos hacer es nutrirnos y enriquecer la práctica desde los aportes que cada uno de ellos es capaz de hacer.

 

En ese sentido, la mirada crítica de Díaz Barriga sobre los modelos que lo precedieron es un buen ejercicio de reflexión y apropiación de modelos. Esto incluso cuando el modelo basado en competencias es el que se considera actualmente en las política educativa argentina.

Conclusión

 

Los modelos curriculares, entonces, son un amplio espectro dentro de las ciencias de la educación. Si bien tienen un carácter operativo, porque en definitiva tratan de decir qué enseñar, su naturaleza es teórica en tanto dan respuestas y proponen entender las necesidades de una época y una sociedad.

En suma, aspectos como innovación, actualización constante, mejora continua y convicción sobre un proyecto educativo son la base sobre la que se debe asentar todo proyecto curricular.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Marketing Educativo: Qué es y Qué Estrategias Implementar en tu Institución

Educación Virtual: Una Tendencia que se Acentúa con las Aulas Híbridas

6 Herramientas Tecnológicas para Incorporar a tu Escuela

El Presupuesto por Programas y Su Aplicación al Ámbito Administrativo Escolar

Inclusión Educativa, ¿Tu Colegio es Inclusivo?

1 Comentario

  1. María Margarita Alzaga Padilla

    Me parece un buen artículo y definitivamente es necesario continuar en el proceso de mejora en la educación

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *