La Nación: Emprendedores

  • Emprendedores: Juan Assenza (32), Natalia Giuliani (31) y Marcela Bellezze (30)
  • Año de inicio: 2014
  • Inversión inicial: Alrededor de $ 150.000 de los socios y US$ 25.000 de la incubadora Incutex
  • Facturación anual: $ 700.000, proyección para este año
  • Equipo: Integrado por los 3 socios, 3 empleados y el equipo de Incutex, que les brinda apoyo
  • Lugar de trabajo: Espacio de coworking de Incutex

Preguntas y Respuestas

1 -¿Qué soluciones aporta Aulica a las escuelas?

-Entre otras funcionalidades, permite registrar el cobro de cuotas y los movimientos contables y de fondos, registrar exámenes, calificaciones, asistencias, realizar un seguimiento de la conducta del alumno, enviar mensajes a los padres y publicar noticias institucionales. Los padres también pueden ingresar a Aulica y consultar toda la información.

2 -¿Qué alcance tiene la plataforma?

-La usan 80 instituciones en 17 provincias. Se buscará llegar al 7% de la población de colegios privados. Proyecta llegar a Uruguay, Chile y España.

La idea: El nuevo cuaderno de comunicaciones

Dicen que emprender no es un trabajo full time, sino full life. También fue así para ellos. Juan, Marcela y Natalia se conocieron en la facultad. El proyecto que unió a los tres ingenieros en sistemas nació por esos días y estuvo, primero, en manos de Juan, que había detectado en los colegios la necesidad de contar con una herramienta para administrar el cobro de cuotas. Los requerimientos de las instituciones, sin embargo, abarcaban muchas otras áreas. La solución evolucionó a ese paso: la aplicación de escritorio (Sistema Escolar Delta) se transformó en una plataforma web. Allí, se trabajó sobre dos grandes problemas en las escuelas. El primero, explica el emprendedor, tiene que ver con la gestión interna, es decir, tareas cotidianas, como el registro de calificaciones. El otro se relaciona con la comunicación entre los colegios y la comunidad.

El secreto: Calificaciones y asistencia, en la nube

El nuevo cuaderno de comunicaciones La tecnología de Aulica se implementa en escuelas de nivel inicial, primario y secundario, y alcanza a algunas residencias universitarias y comunidades religiosas. A futuro, los fundadores analizan la posibilidad de adaptar la plataforma a la educación superior. Para constituirse en una herramienta útil hacia adentro y hacia afuera, Aulica tiene una clave tecnológica: su funcionamiento en la nube hace posible acceder en cualquier momento, lugar y dispositivo. “Si un colegio mejora sus procesos internos -destaca Juan-, va a poder dedicar más tiempo a lo que realmente importa: la educación de sus alumnos.” En cuanto al modelo de negocio, se trata de un software as a service, con pago de licencia mensual, en función de la cantidad de alumnos y módulos implementados.